“La calidad de vida de una persona con autismo depende del conocimiento que la sociedad tenga de esta”. Theo Peeters.

miércoles, 24 de abril de 2013

Algunos antiepilépticos durante el embarazo elevan el riesgo de autismo

El uso materno de valproato, un medicamento utilizado para el tratamiento de la epilepsia y otros trastornos neuropsicológicos, durante el embarazo se asocia con un aumento significativo del riesgo de autismo en los hijos, según un estudio que se publicará este miércoles en la revista JAMA. Los autores advierten que estos resultados deben sopesarse frente a los beneficios del tratamiento para las mujeres que requieren el fármaco para el control de la enfermedad.

La exposición a drogas antiepilépticas durante el embarazo se ha asociado con un mayor riesgo de malformaciones congénitas y retraso en el desarrollo cognitivo de los hijos, pero poco se sabe sobre el riesgo de otros trastornos neuropsiquiátricos graves. El equipo de Jakob Christensen, del Hospital Universitario Aarhus (Dinamarca), evaluó la asociación entre el uso materno de valproato durante el embarazo y el riesgo de trastorno del espectro del autismo y el autismo infantil en la descendencia.
El estudio poblacional incluyó a todos los niños nacidos vivos en Dinamarca desde 1996 hasta 2006. Se usaron registros nacionales para identificar a los niños expuestos al valproato durante el embarazo y el diagnóstico de los trastornos del espectro autista (autismo infantil, síndrome de Asperger, autismo atípico y otros trastornos generalizados del desarrollo no especificados).

Los datos fueron analizados y ajustados por factores de confusión potenciales, como la edad de la madre y el padre en la concepción, la historia psiquiátrica parental, edad gestacional, peso al nacer, sexo, malformaciones congénitas y la paridad. Los niños fueron seguidos desde el nacimiento hasta el día del diagnóstico del trastorno del espectro autista, la muerte, la emigración o el 31 de diciembre de 2010, lo que ocurriera primero. El análisis incluyó a 655.615 niños nacidos entre 1996 y 2006, con una edad media de los menores al final del seguimiento fue de 8,8 años.

Durante el período de estudio, 5.437 niños fueron diagnosticados con trastorno del espectro autista, incluyendo 2.067 con autismo infantil. Los investigadores identificaron 2.644 niños expuestos a fármacos antiepilépticos durante el embarazo, incluyendo 508 expuestos al valproato y encontraron que el uso del fármaco durante el embarazo se asoció con un riesgo absoluto del 4,42 por ciento para el trastorno del espectro autista y del 2,50 por ciento para el autismo infantil.

«En este estudio de cohorte basado en la población, los niños de las mujeres que utilizaron valproato durante el embarazo tienen un mayor riesgo de trastorno del espectro del autismo y autismo infantil en comparación con los hijos de mujeres que no lo usaron. Sus riesgos también fueron más altos que los de los hijos de las mujeres que eran antiguas usuarias de valproato, pero que se detuvo antes de su embarazo», señalan los investigadores.

Debido a que los trastornos del espectro autista son enfermedades graves con consecuencias para toda la vida para los niños afectados y sus familias, incluso un aumento moderado del riesgo puede tener gran importancia para la salud. «Sin embargo, el riesgo absoluto de trastorno del espectro autista fue inferior al 5 por ciento, lo cual es importante tener en cuenta a la hora de aconsejar a las mujeres sobre el uso de valproato durante el embarazo», concluyen.