“La calidad de vida de una persona con autismo depende del conocimiento que la sociedad tenga de esta”. Theo Peeters.

martes, 16 de abril de 2013

El Arealonga y BATA se vuelcan en un proyecto pionero de integración de los niños autistas

El CEIP Arealonga y la asociación BATA (Baión Asociación Tratamiento del Autismo) están volcados en un proyecto pionero que persigue un doble objetivo: por una lado, facilitar la integración de los niños autistas y, por el otro, sensibilizar a los alumnos del colegio ordinario a la hora de tratar a los escolares que sufren este trastorno biológico. ¿Cómo? De la mejor forma posible: conviviendo juntos. El fin último -y el más importante- de esta iniciativa es estrechar lazos de amistad entre alumnos de educación especial y ordinaria.
La idea partió de la asociación de padres del Arealonga, aunque en el proyecto está involucrada toda la comunidad educativa, tanto familias como profesores y también equipo directivo, que apoyó el programa de convivencia desde el primer momento.
Los alumnos de este colegio ubicado en el barrio de A Lomba realizaron ayer una inauguración simbólica del proyecto con una salida colectiva al patio, donde cada niño llevaba un globo azul en señal de solidaridad con los compañeros que sufren autismo. Fue un acto de bienvenida a los "nuevos" alumnos. Por razones medioambientales no se soltaron los hinchables.
La vicepresidenta de la Ampa, María Meijide, aclara que el proyecto no tiene fecha de finalización, por lo que la colaboración entre el Arealonga y BATA podría continuar el próximo curso. En el actual periodo lectivo la iniciativa comienza por una convivencia de varios niños autistas de entre 6 y 8 años en el colegio de Infantil y Primaria. "Integramos a niños de BATA en nuestro centro, donde se realizarán actividades en común, como por ejemplo teatro y poesía", apunta Meijide. Para la estancia de los usuarios de BATA se ha elegido un aula de referencia, en concreto, una de 4º curso de Primaria. Más adelante le tocará el turno a los escolares del Arealonga, quienes irán a las instalaciones de BATA, donde harán cocina, entre otras cosas.