“La calidad de vida de una persona con autismo depende del conocimiento que la sociedad tenga de esta”. Theo Peeters.

lunes, 1 de abril de 2013

Las federaciones de autismo denuncian el copago farmacéutico

“Los fármacos son caros y el copago los incrementa más haciendo mucho daño a estas familias”. Así explicó este lunes el presidente de la Federación Autismo Madrid, Christian Loste, uno de los principales problemas que deben afrontan las personas con un familiar -en su mayoría niños- en esta situación. Para lograr una mejora en la calidad de vid de quienes sufren trastorno neurobiológico que provoca alteraciones en las habilidades de comunicación es necesario un diagnóstico más rápido y avanzar en la inclusión.

Los fármacos para tratarlo tienen un coste elevado, que debido al copago y a la crisis dificultan el acceso a las familias, según alertan los expertos. Desde esta federación reclaman una asistencia sanitaria lo más específica posible, no solo para los niños autistas, sino para su familia. Y es que algunos estudios señalan que el nivel de estrés de sus familiares “equivale a la de permanecer en la primera línea de fuego en un combate”, explica Loste. Por ello insisten en la necesidad de que estos familiares cuenten con apoyo psicológico y puedan disponer de tiempo libre como vía de respiro.

Otro de los objetivos es lograr una educación más inclusiva que obedezca a un diseño de actuación planteado para el beneficio de todos, donde los alumnos con autismo pueda compaginar sus estudios académicos con tratamientos terapéuticos gratuitos cercanos a sus domicilios.

Una de las principales reivindicaciones de este colectivo tiene que ver con un diagnóstico precoz antes de los 18 meses (actualmente la media se sitúa en los tes años). Algunos síntomas pueden detectarse al año de nacimiento, por ejemplo, la falta de gestos, balbuceos o la incapacidad de reconocer su nombre. En general, quienes padecen TEA presentan dificultades de comunicación al desarrollar un lenguaje limitado, hablan solo de temas específicos. También padecen de serios problemas para relacionarse, especialmente con niños de su edad.

Para lograr mejorar la calidad de vida de las personas con TEA desde estas federaciones se volcarán en campañas de sensibilización de la sociedad. “Entre todos debemos conseguir no agravar la conciencia de soledad de las personas con autismo dejándoles entrar, escuchándoles, respetándoles, conociéndoles”, explica Loste.

Federación Autismo Madrid