“La calidad de vida de una persona con autismo depende del conocimiento que la sociedad tenga de esta”. Theo Peeters.

jueves, 22 de agosto de 2013

Un estudio revela los múltiples obstáculos en el diagnóstico en los niños latinos

Los médicos saben desde hace tiempo que la detección temprana de un trastorno del espectro autista (TEA) mejora los resultados de salud a largo plazo de un niño, así como la capacidad de la familia para hacer frente a la enfermedad. Pero los niños latinos son diagnosticados con trastornos del espectro autista con menos frecuencia y más tarde - un promedio de 2,5 años más tarde - que otros niños y tienen síntomas más severos en el momento del diagnóstico. Las razones de estas diferencias han sido mal entendidas, y ningún estudio ha investigado la perspectivas de los pediatras en este tema hasta ahora.

Un nuevo estudio publicado en la revista Pediatrics revela que varios factores en el ámbito de la atención primaria pueden contribuir al diagnóstico del espectro autista tardío en los latinos, incluyendo la percepción de que los padres latinos tienen menos conocimientos sobre los TEA que otros padres.

El investigador principal del estudio, Katherine E. Zuckerman, MD, MPH , profesor asistente de pediatría en el Hospital Infantil de Doernbecher, Oregon Health & Science University, supuso que debido a su contacto regular y temprano con las familias, los pediatras de atención primaria juegan un papel crítico en la detección temprana de los TEA. Para probar su teoría, Zuckerman y sus colegas encuestaron a 297 pediatras de atención primaria de California (California es el hogar de la mayor población de niños latinos en los Estados Unidos) y los resultados fueron sorprendentes:
  • Sólo 1 de cada 10 pediatras encuestados realizó las evaluaciones del desarrollo en Español recomendadas (American Academy of Pediatrics).
  • La mayoría de los pediatras informó que la identificación del riesgo de TEA en familias de habla española era difícil.
  • 3 de cada 4 de los pediatras citó que el acceso, la comunicación o las barreras culturales como obstáculos para la identificación precoz de los trastornos del espectro autista.
La barrera más común, según los pediatras encuestados, fue la falta de acceso a los especialistas de TEA.

Zuckerman y sus colegas llegaron a la conclusión de que la detección en el idioma apropiado, la distribución de materiales culturalmente apropiados para las familias latinas, la mejora de la disponibilidad de especialistas, y proporcionar a los médicos el apoyo en la detección y derivación de niños latinos podría ayudar a mejorar el diagnóstico precoz de los niños latinos.