“La calidad de vida de una persona con autismo depende del conocimiento que la sociedad tenga de esta”. Theo Peeters.

lunes, 23 de septiembre de 2013

Tratamiento de los trastornos del espectro autista: unión entre la comprensión y la práctica basada en la evidencia

De manera sintética se da cuenta de las características heterogéneas de funcionamiento de las personas con trastornos del espectro autista (TEA) y cómo dichas características también pueden estar en la base de la variabilidad en la respuesta al tratamiento. Se recalca la necesidad de combinar, en el tratamiento, la práctica basada en la evidencia y una comprensión profunda de los TEA.

Se explican algunos de los principios esenciales que deben guiar el tratamiento desde la óptica de indicadores de calidad que han de contener los programas de intervención. Se incide en las características y contenidos que forman parte de los programas que se llevan a cabo en el ámbito de la intervención temprana, explicando brevemente algunos de esos programas, y posteriormente se caracteriza la intervención, con el uso de técnicas y estrategias, que habitualmente se realiza en niños y adolescentes de alto nivel de funcionamiento.

La investigación y conocimiento acumulados y la cada vez mayor evidencia experimental configuran las características que deben adoptar los programas de intervención y tratamiento usados en personas con TEA. Dicho tratamiento debe comenzar de manera temprana, lo antes posible y extenderse a lo largo del ciclo vital.