“La calidad de vida de una persona con autismo depende del conocimiento que la sociedad tenga de esta”. Theo Peeters.

lunes, 9 de junio de 2014

Descubren más del doble de casos de autismo en niños de madres que consumen antidepresivos

Antidepresivos comunes usados en el embarazo “pueden constituir un mayor riesgo de trastornos del espectro del autismo en niños”, advirtieron investigadores de la Universidad de Drexel.

El estudio liderado por el Dr. Craig Newschaffer, director del Instituto de Autismo AJ Drexel y profesor en la Escuela de Salud Pública de Drexel fue publicado en mayo en la revista Autismo y Trastornos de Desarrollo. En la investigación se analizaron alrededor de 750 mil nacimientos nacionales e internacionales.

Los científicos encontraron un 1,5 por ciento de los niños nacidos de mujeres que habían tomado medicamentos Inhibidores Selectivos de la Recaptación de la Serotonina (ISRS)- antidepresivos - fueron diagnosticados con trastornos del espectro del autismo.

En cambio en los niños nacidos de madres que no consumieron antidepresivos en el embarazo se encontró solo un 0,7 por ciento de los diferentes tipos de autismo.

"Hemos encontrado una y dos veces más riesgo de trastornos del espectro del autismo asociado con la exposición intrauterina a los ISRS (antidepresivos) , en comparación con el grupo de referencia no expuesta", dijo la Dra. Nicole Gidaya, otra autora del estudio, según un comunicado de la Universidad de Derexel el 2 de junio.

"Lo más importante en nuestro análisis, es que tuvimos en cuenta la subnotificación de la depresión materna en el registro”, explicando con esto la confusión que se generó en estudios anteriores al no incluir estos casos.

Los investigadores manifestaron recomendaciones de cautela a la hora de tomar la decisión de usar antidepresivos en las embarazadas, teniendo en cuenta las necesidades de la madre y sus condiciones mentales.

A su vez comprenden que se necesitan más investigaciones para comprender el uso de los antidepresivos.

"Si el aumento del riesgo de trastornos del espectro del autismo que vimos aquí es real, es importante darse cuenta que el número de casos que podrían evitarse mediante la reducción de la exposición a los antidepresivos en el embarazo todavía representa sólo una pequeña fracción de los casos generales de autismo”, analizaron los cientñificos.

“Mientras completamos la investigación, en nuestros intentos de comprender las causas del autismo seguimos dándonos cuenta de que es probable que hay muchos contribuyentes genéticos y no genéticos", dijo el Drr. Newschaffer, según la Universidad de Drexel.

"Tenemos que comenzar a tratar de identificar estos múltiples factores de riesgo”, agregó. En este sentido concluyó que “la participación de sistema de la serotonina en el cerebro sigue siendo un candidato viable".

La cautela al uso de depresivos también la lanzó hace un par de meses un estudio de Harvard publicado en la revista médica Jama. Un análisis comparativo sobre los efectos de los fármacos antidepresivos en jóvenes reveló que los que consumían dosis más altas tenían más riesgo de suicidio.