“La calidad de vida de una persona con autismo depende del conocimiento que la sociedad tenga de esta”. Theo Peeters.

sábado, 27 de septiembre de 2014

Los chicos con autismo muestran ciertas habilidades gramaticales en un estudio

Los chicos con autismo de alto funcionamiento son más fuertes en una habilidad gramatical en particular que los que no sufren de autismo, según un estudio de tamaño reducido.

Los investigadores compararon a 20 chicos de 7 a 13 años de edad que tenían autismo de alto funcionamiento con 25 chicos sin autismo. Hallaron que los que tenían autismo conjugaban el tiempo pasado de los verbos regulares con mucho más rapidez.

"No esperábamos este interesante hallazgo. Nos hace preguntarnos si algunos niños con autismo podrían también mostrar competencias relacionadas, hasta ahora no reconocidas", comentó en un comunicado de prensa de la Universidad de Georgetown el autor principal del estudio, Michael Ullman, director del laboratorio de cerebro y lenguaje del Centro Médico de la universidad.

Los hallazgos aparecen en la edición de noviembre de la revista Research in Autism Spectrum Disorders.

Los chicos con autismo crearon con una mayor rapidez los tiempos pasados regulares que terminaban en "-ed", como "work" (trabajar) y "worked" y "step" (pisar) y "stepped". Pero no mostraron una mayor rapidez con los pasados irregulares, como "sing" (cantar) y "sang", dijeron los autores del estudio.

"El procesamiento de los pasados regulares refleja unas capacidades gramaticales que son críticas para comprender y producir las oraciones, mientras que las formas irregulares simplemente se almacenan en nuestro diccionario mental con palabras como 'gato'. Los resultados sugieren que los niños con autismo de alto funcionamiento podrían mostrar un procesamiento acelerado de la gramática, mientras que quizá ese patrón no se sostenga para al menos algunas palabras almacenadas", explicó Ullman.

"Esas capacidades gramaticales parecen depender del sistema de memoria procedimental, la memoria implícita que usamos para aprender y realizar las habilidades cognitivas y motoras, como jugar videojuegos y conducir", dijo Ullman.

"No sabemos si la mayor velocidad que observamos en el procesamiento de los pasados regulares en los niños con autismo de alto funcionamiento afecta a otros aspectos de la memoria procedimental, pero nos emociona explorar esa posibilidad", comentó.