“La calidad de vida de una persona con autismo depende del conocimiento que la sociedad tenga de esta”. Theo Peeters.

sábado, 13 de diciembre de 2014

La inflamación cerebral es una característica del autismo, muestra un estudio

La inflamación cerebral, provocada por un sistema inmunitario hiperactivo, es común entre las personas con autismo, halla un estudio reciente.

Pero esa inflamación no provoca el trastorno del desarrollo. En lugar de ello, es una respuesta a distintos factores que pueden desencadenar el autismo, enfatizaron los investigadores.

Sus hallazgos se basan en las autopsias realizadas a 72 cerebros de personas con y sin autismo. En los cerebros de los que tenían autismo en vida, un tipo particular de células tenía los genes de la inflamación permanentemente activados.

“Hay muchas formas distintas de contraer autismo, pero hallamos que todas tienen el mismo efecto posterior”, aseguró en un comunicado de prensa de la Universidad de Johns Hopkins el autor del estudio, Dan Arking, profesor asociado del Instituto de Medicina Genética de la Facultad de Medicina de la universidad.

“Lo que no sabemos es si esta respuesta inmunitaria mejora las cosas a corto plazo y las empeora a largo plazo”, añadió.

El próximo paso es averiguar si tratar esa inflamación reduciría los síntomas de autismo, planteó Arking.

El estudio aparece en la revista Nature Communications.

“Este tipo de inflamación no se comprende bien, pero resalta la falta de comprensión actual sobre cómo la inmunidad innata controla a los circuitos neurales”, comentó en el comunicado de prensa el coautor del estudio, Andrew West, profesor asociado de neurología de la Universidad de Alabama, en Birmingham.