“La calidad de vida de una persona con autismo depende del conocimiento que la sociedad tenga de esta”. Theo Peeters.

martes, 22 de diciembre de 2015

Bebés prematuros tienen más riesgo de presentar autismo.

Los bebés muy prematuros tienen un riesgo significativamente mayor de presentar autismo que los bebés nacidos a término, indicaron investigadores suecos.

Los bebés que nacen 13 semanas o antes de término tienen más probabilidades de presentar signos de trastornos del espectro del autismo (TEA) en el momento de cumplir los seis años, indicaron en una declaración investigadores del Instituto Karolinska de Estocolmo.

"Nos sorprendió ver la cantidad de niños extremadamente prematuros que desarrollaron síntomas de TEA. Casi 30 por ciento", dijo en una declaración Ulrika Aden, investigadora del instituto. "En los niños nacidos a término, la cifra es de uno por ciento", dijo Aden.

El estudio, publicado en la revista Cerebral Cortex, da seguimiento al desarrollo de 100 bebés que nacieron antes de la semana 27 de embarazo. Antes de que se les diagnosticara TEA, los niños afectados mostraron signos de crecimiento disminuido en la parte del cerebro que maneja la interacción social, la empatía y la adquisición del lenguaje, indicaron los investigadores. 

Aden dijo que los resultados muestran que el autismo, que ha sido atribuido a factores genéticos, podría venir de factores ambientales alrededor del nacimiento. "El cerebro crece mejor en el útero y si el ambiente de desarrollo cambia demasiado pronto a una vida en la atmósfera, esto puede afectar la organización de las redes cerebrales", dijo Aden.