“La calidad de vida de una persona con autismo depende del conocimiento que la sociedad tenga de esta”. Theo Peeters.

martes, 2 de febrero de 2016

El riesgo de autismo comienza en el embarazo

Una nueva investigación llevada a cabo por el instituto de investigación estadounidense para la Salud Pública 'Johns Hopkins Bloomberg School' ha revelado que las mujeres obesas con diabetes tienen hasta cuatro veces más probabilidad de tener hijos con trastorno del espectro del autismo.

Los niños con autismo se caracterizan por tener un trastorno en el neurodesarrollo donde desempeñan comportamientos repetitivos a la vez que dificultades severas para comunicarse o socializar.

Desde 1960, éste trastorno es cada vez más común en Estados Unidos con uno de cada 68 niños afectados por el mismo. Pero de acuerdo con los 'Centros estadounidenses para el Control y Prevención de Enfermedades', la obesidad y diabetes se han visto elevadas en el mismo periodo de tiempo.

Es por ello que el estudio -tal y como se publicará en la revista Pediatrics advierte del riesgo probable sobre el autismo antes incluso de que nazca el niño.

El estudio analizó 2.734 parejas madre-niño nacidos entre 1998 y 2014 donde se recogieron datos relacionados con el peso de la madre previo al embarazo y si ésta tenía diabetes antes de estar embarazada o si la enfermedad fue gestacional durante el embarazo.

Por otra parte, se estudió a los niños desde el nacimiento hasta la infancia mediante visitas postnatales y revisión de los registros médicos electrónicos. Hasta 102 niños fueron identificados con espectro del autismo durante el estudio, con la siguiente conclusión: aquellos cuyas madres eran diabéticas y obesas eran hasta cuatro veces más propensas a desarrollar autismo.